José de la Caridad Méndez, primer HOF en lanzar en el país

“Comunistas hasta que se enriquecen. Feministas hasta que se casan. Ateos hasta que el avión comienza a caer”Facundo Cabral“Conversando con Dionisio Soldevilla en su programa dominical “Extra Innings” por el canal 32, tocamos el tema de los inmortales de Cooperstown que habían colocado sus spikes en el Estadio Quisqueya-Juan Marichal y no figuraba una placa

0 46

“Comunistas hasta que se enriquecen. Feministas hasta que se casan. Ateos hasta que el avión comienza a caer”Facundo Cabral

Conversando con Dionisio Soldevilla en su programa dominical “Extra Innings” por el canal 32, tocamos el tema de los inmortales de Cooperstown que habían colocado sus spikes en el Estadio Quisqueya-Juan Marichal y no figuraba una placa con los nombres para que los fanáticos recrearan la historia. Una muestra de que en nuestro béisbol vivimos con los ojos cerrados y de espalda a nuestras raíces.

El primer beisbolista consagrado en Cooperstown y que jugó en la República Dominicana fue el lanzador cubano apodado el “Diamante Negro” José de la Caridad Méndez.

El historiador Radhamés V. Peña, en su “Archivo Deportivo” relata que “en septiembre del 1913, los Criollos del Nuevo Club y los Amarillos del Licey, los eternos rivales de la época en el béisbol dominicano, iniciaron una de las muchas series locales que celebraban ambos conjuntos capitaleños.

Como de costumbre, el Nuevo Club, favorito para llevarse la corona, actuaba solamente con material nativo, contrario al Licey que a veces usaba hasta siete importados en su alineación. Uno de ellos, José de la Caridad Méndez.

“Mañana tendrá efecto el segundo encuentro de la serie de once matchs acordados entre el Nuevo Club, Campeón local y el Licey. Reina mucho entusiasmo con motivo de la jugada. Es posible que para el Licey ocupe el box el afamado pitcher cubano, Diamante Negro”, informa el Listín Diario el sábado 27 de septiembre del 1913.

La forma en que fue vapuleado por los Criollos, motivó que muchos liceístas señalaran que fue un impostor quien llegó de Cuba.

“El Diamante Negro, quien fue importado por el Licey, pagándole todos los gastos y un lujoso sueldo, ha fracasado en la jugada del domingo con los muchachos del Campeón local (Nuevo Club) y según declaración de algunos liceístas, será reembarcado por el primer vapor que salga para Cuba”, Listín Diario, octubre 1, 1913.

En la temporada cubana, que comenzó en diciembre del 1913, el Diamante Negro terminó con record de 10-0, con los campeones Alacranes del Almendares.

Por su gran labor en las Ligas Negras, especialmente con los Monarcas de Kansas City, Méndez fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en el 2006, convirtiéndose cronológicamente, en el primero, de ocho lanzadores, miembros del Salón de los Inmortales, en participar en la pelota dominicana.

¿La LIDOM reconoce esta histórica participación?

Lo dudo como diría José-José.

Y yo le agregaría, ni tampoco el club Atlético Licey.

Un día como hoy

  • 1979: Alberto Lois, nativo del Ingenio Consuelo, Pittsburgh, debuta en las Grandes Ligas contra los Mets, no tuvo turnos al bate.

  • 1983: Rafael Ramírez, Astros de Houston, dispara 5 hits en un juego contra los Gigantes de San Francisco.

  • 1991: Luis Mercedes debuta en las Grandes Ligas con los Orioles de Baltimore, batea de 4-2 frente a Kansas City y su primer hit se lo conecta a Kevin Appier.

  • 1996: José Offerman, Kansas City dispara 4 hits, 3 de ellos dobles, siendo el jugador 19 de la franquicia en lograr esta proeza.

  • 1997: José Mesa, Cleveland, logra su salvamento 100 de por vida sobre Baltimore.

  • 1998: Ángel Peña, debuta en las Mayores con los Dodgers, lo hizo en rol de emergente y disparó de hit frente al lanzador Brian Anderson, de Arizona.}

Deja un comentario