Noreste de EE.UU. se prepara para llegada del huracán Lee, tras días de lluvias e inundaciones

Lee amenaza con exacerbar las condiciones en una región que ya está demasiado mojada

0 0

El clima extremo de los últimos días que produjo lluvias torrenciales, inundaciones, socavones y un tornado en Nueva Inglaterra podría ser el preludio de algo más peligroso para la costa noreste de Estados Unidos: el huracán Lee.

Mientras el sistema de categoría 1 avanzaba al suroeste de las Bermudas, la gobernadora de Maine, Janet Mills, declaró el jueves estado de emergencia y la entidad se encontraba bajo su primera alerta de huracán en 15 años. La región se preparaba para olas de 6 metros (20 pies) de altura y ráfagas de viento de hasta 112 kilómetros por hora (70 millas por hora), junto con más lluvia.

Se pronosticaba una peligrosa marejada ciclónica para el viernes por la tarde para la Bahía de Cabo Cod y para la isla Nantucket, en Massachusetts, mientras que se tenía previsto que lo peor de la tormenta llegará el sábado temprano.

Aunque Lee no contribuyó a las recientes inundaciones, amenazaba con exacerbar las condiciones en una región que ya está demasiado mojada.

La Guardia Costera y las agencias de manejo de emergencias advirtieron a los residentes de Nueva Inglaterra que se preparen, y las empresas de servicios públicos llevaron refuerzos a la región para lidiar con los apagones. En la marina de Boothbay Harbor de Maine, la comunidad se unió para sacar los barcos del agua y mantenerlos fuera de peligro.

En otros lugares se vivieron escenas similares, como en la marina de Kennebunkport, donde el personal tenía previsto sacar del agua 100 embarcaciones, según Cathy Norton, gerente del puerto.

En Canadá —donde hace un año los vestigios del huracán Fiona hicieron que algunas casas cayeran al océano, dejaron sin electricidad a la mayor parte de dos provincias y arrastraron a una mujer de 72 años de edad al mar—, los residentes del oeste de Nueva Escocia y del sur de Nuevo Brunswick recibieron advertencias sobre el riesgo de que se produjeran apagones e inundaciones este fin de semana.

El Servicio Meteorológico Nacional en Boston confirmó el jueves que los daños a los árboles y al tendido eléctrico en Massachusetts, Rhode Island y Connecticut en la víspera eran compatible con el paso de un tornado. En Lincoln, Rhode Island, unas fotografías tomadas después de la tormenta mostraban que al menos un techo resultó dañado, y la zona de prensa del estadio de una escuela secundaria se había volcado sobre las gradas.

El jueves por la tarde, Lee se encontraba a 370 kilómetros (230 millas) al suroeste de las Bermudas, con vientos máximos sostenidos de 136 kilómetros por hora (85 millas por hora), de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes. Se dirigía hacia el norte en una trayectoria que lo podría llevar a tocar tierra firme en Nueva Escocia, posiblemente con fuerza de tormenta tropical, señalaron los meteorólogos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas