Dignora y Miguel: amor a primera vista

Esta pareja, que tiene poco más de año y medio casada, cuenta su historia de amor: un flechazo de Cupido en toda regla

0 14

Lo de Dignora y Miguel fue amor a primera vista. Ambos, con relaciones anteriores truncadas, se encontraron una noche en una fiesta. El disyoqueaba, ella bailaba con sus amigas. Hasta que Cupido los flechó.

“Nos miramos y me dije ´waooo´, ese moreno me gusta“, recuerda ella de esa noche, en la que su futuro esposo se la pasó mirándola y poniéndole canciones. Una de ellas, “No notas”, una bachata de Luis Miguel del Amargue, ha terminado convirtiéndose en su canción de amor.

Finalmente esa misma noche Miguel Antonio pidió su teléfono y comenzaron a chatear.

“A veces me dejaba en visto”, reconoce Miguel, pero él insistía y todos los días le dejaba un mensaje. Ella respondía con un emoticón. “No quería parecer muy lanzada”, reconoce.

Comenzaron a compartir, salían a bailar y escuchar a otros disyóqueis amigos, y se enamoraron. “Me gustó su físico, su porte, su forma de mirarme y su forma de ser“, relata Dignora. A él le conquistó su forma de ser, cariñosa y simpática. “Yo soy un poco más desabrido”, admite Miguel.

En seis meses se casaron. Lo tenían claro. Tanto que ya están esperando su primer hijo juntos, un varón que nacerá a principios de mayo al que llamarán Eithan, y se sumará a los hijos que comparten, tres ella y cuatro él.

Una gran familia de la que disfrutan siempre que pueden. Es más, cuando preguntamos cómo sería para ellos un día perfecto en pareja, la respuesta surge al unísono: “en familia, con nuestros hijos, para nosotros es lo primordial”.

“Cuando nos juntamos en casa hay mucho alboroto, hablamos, cocinamos, improvisamos una parrillada, dejamos los celulares y conectamos. Sus hijos me quieren mucho y los míos a él”, cuentan Dignora y Miguel. Un día perfecto para ellos es un día en familia.

Salir de la monotonía

Infografía

Y la llama del amor, ¿cómo la mantienen? Miguel y Dignora pasan mucho tiempo juntos. El trabajo de Miguel se lo permite, y ella se dedica a las labores de la casa, así que no es raro que inventen mucho, como cuenta esta pareja.

“Lo mismo vamos al supermercado, que vemos televisión o nos inventamos una salida, me gusta compensar el tiempo que paso fuera y romper con la monotonía“, explica él.

Participar en este concurso fue otra de esas ideas para salir de esa rutina.

Dignora reconoce que le encanta participar en todo lo que ve, porque “uno no sabe dónde está la suerte”, así que en cuanto vio la promoción de El Profe Show en su canal de WhatsApp no se lo pensó dos veces, y grabó  su historia de una vez.

No se lo dijo de una vez a su esposo, hasta que supo que era una de las finalistas.

Ahora espera con fe hacerse con el primer lugar y disfrutar de un fin de semana en un hotel en Punta Cana.

“Nos lo merecemos y así me puedo relajar antes de que llegue el bebé”, cuenta esta madre que visualiza un futuro familiar próspero, lleno de mucho amor, con casa propia y que les permita envejecer juntos.

Deja un comentario