Ramírez no tiene el apoyo para remolcar carreras como puede

No encuentra sucientes corredores para mantener la punta

0 137
Al finalizar mayo, José Ramírez lideraba las Grandes Ligas en carreras remolcadas (53) en 44 partidos y las métricas proyectaban que, de mantener ese ritmo, alcanzaría las 180, que sería el mayor número en casi un siglo.

Dos semanas y 12 juegos más tardes el banilejo sigue al frente de toda la liga en remolques, pero en el trayecto solo llevó al plato a seis compañeros. Cuando se ahonda más allá de esa superficie que solo arroja totales el antesalista de los Guardianes queda como un peligro mayor con socios en las bases.

Ramírez ha llevado al plato al 41.5% de los corredores que ha encontrado, el único jugador entre los que acumulan al menos 25 producidas en la zafra. Con porcentaje tan alto solo llegan Paul Goldschmidt (39.8%), Aaron Judge (38.2%), Pete Alonso (37.4%) y Bryce Harper (36.2%). En lo adelante cuesta encontrar quien llegue al 30%.

Enriquito, como le llaman en su entorno, ha dejado en las almohadillas a 83 compañeros, solo detrás de Goldschmidt (71) y Harper (79), pero muy delante de C.J. Cron (116), Trea Turner (110), Francisco Lindor (106), Alonso (97) o Judge (93).

Sin embargo, La Para tiene un entorno que no corre a su favor ni para garantizar la punta de las RBI o para pensar en la marca del béisbol moderno que implantó, también en Cleveland, su compatriota Manny Ramírez allá en 1999 con 165 vueltas llevadas al plato.

De los 209 turnos que Ramírez ha agotado en esta campaña en 120 (el 53%) de ellos no ha encontrado a nadie en las bases. La novena en la Liga Americana de Ohio ancla en el lugar 17 entre los 30 conjuntos en porcentaje de embasarse (OBP), en boletos recibidos son 26 y en imparables 22.

Un cañón de alto alcance, pero sin munición. O como la hidroeléctrica Pinalito, con un generador para 50 megavatios, pero el flujo de agua que pasa por sus turbinas queda lejos para explotar su potencial.

En cambio, Alonso, que pisa los talones al quisqueyano con 57 remolcadas, juega para unos Mets que lideran el OBP general de la MLB con .336 (23 puntos más que Cleveland) y Judge está en un line-up de los Yanquis que marchan terceros en ese departamento con .328. En boletos recibidos los Guardianes son 26 y en imparables 22.

En ese escenario, Alonso es una seria amenaza para desplazarlo del liderato de todo el béisbol y Judge en la Americana.

¿Cómo iba Manny?

La herramienta que utiliza ESPN para pronosticar estadísticas totales indica que José todavía tiene el ritmo para superar las 165 carreras de Manny. A la fecha indica que terminaría con 171, nueve menos que hace dos semanas.

No obstante, cuando el entonces guardabosque izquierdo de los Indios había disputado el encuentro 56 (como los que lleva José esta vez) ya acumulaba 70 producidas en una campaña donde disputó 147 encuentros.

Dese entonces, solo Alex Rodríguez en la campaña 2007 ha superado el umbral de las 150 vueltas en un curso. A-Rod terminó ese año con 156, el año donde el antesalista de los Yanquis obtuvo su tercer y último premio al Jugador Más Valioso.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas