En COP27 debaten entre solidaridad climática y petróleo

El secretario general de la ONU ha pedido a los países que no utilicen los conflictos -como la guerra en Ucrania- como “excusa” para alejarse del objetivo fijado en el Acuerdo de París

0 6

Decenas de jefes de Estado y de Gobierno han visitado este lunes la COP27 de la ONU, donde han pedido resultados “concretos”, “solidaridad climática” y, en el caso de Emiratos Árabes Unidos -anfitrión de la próxima cumbre del clima-, ser el “proveedor responsable” de petróleo y de gas.

La 27ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP27) ha arrancado con la llamada “cumbre de la implementación”, por la que han pasado ya decenas de mandatarios -entre ellos, los presidentes de España, Reino Unido, Francia, Italia y Colombia- y que el martes acogerá al resto de líderes mundiales.

Abdelfatah al Sisi, presidente de Egipto -país que preside este año la cumbre en su ciudad costera Sharm el Sheij-, ha instado a los estados representados en la conferencia a que entreguen “resultados claros y concretos” por el “bien de todos”, y a que negocien además “con conciencia y flexibilidad” ante la urgencia climática.

También el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido a los países que no utilicen los conflictos -como la guerra en Ucrania- como “excusa” para alejarse del objetivo fijado en el Acuerdo de París, que busca contener el calentamiento de la tierra por debajo del grado y medio respecto a los niveles preindustriales.

Según el equipo de científicos climáticos de la ONU (llamado IPCC, por sus siglas en inglés) el mundo debe limitar el aumento de temperatura media global a 1,5 ºC para 2100 si quiere evitar los peores efectos de la crisis climática, pero se calcula que el planeta ya ha sobrepasado en este punto el 1,1 ºC de calentamiento.

Autopista al infierno climático

“Estamos en una autopista al infierno climático con el pie en el acelerador”, ha lamentado Guterres, antes de pedir gravar los beneficios extraordinarios de las empresas de energías fósiles y “reorientar” ese dinero hacia quienes sufren el alza en los precios de la comida y la energía, y también a paliar los daños causados por impactos climáticos.

Asimismo, el diplomático ha reclamado a los mayores emisores un “pacto de solidaridad climática” de forma que ayuden a las economías emergentes a acelerar “su propia transición hacia las energías renovables” y que pongan fin a la “dependencia de los combustibles fósiles”.

Sánchez, que ha intervenido por la tarde, ha subrayado también que la situación energética actual no puede servir para “postergar” la acción climática sino que, al contrario, debería ser “una motivación adicional para acelerar la transición ecológica”, como está haciendo la Unión Europea, según ha defendido.

El jefe del Ejecutivo ha anunciado que España aportará 20 millones adicionales al Fondo de Adaptación y que impulsará con 5 millones de euros la puesta en marcha de la Alianza Internacional para la Resiliencia a la Sequía, promovida conjuntamente con Senegal.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha incidido en que se necesita un “shock” financiero para apoyar la lucha contra el cambio climático a los países en vías de desarrollo -que al mismo tiempo son los más vulnerables a sus efectos- y ha exigido que todos los estados enriquecidos cumplan con sus promesas de asistencia.

En su discurso, Macron ha alegado que hay que “movilizar” niveles de “financiación excepcional privada y pública”, pero también cambiar las “reglas” con las que las economías de esas naciones acceden a liquidez.

Un proveedor “responsable” de petróleo y gas

En otro tono, el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Zayed al Nahyan, que ha sido el primero de los líderes extranjeros en intervenir en la conferencia por ser el próximo anfitrión de la cumbre del clima, se ha ofrecido a ser proveedor “responsable” de gas y petróleo en caso de que “el mundo lo necesite”.

Bin Zayed ha asegurado que los combustibles fósiles de su país son de “los menos intensivos en carbono del mundo” y que el sector seguirá tratando de reducir sus emisiones.

Ecologistas descontentos con el inicio

Los grupos ecologistas, por su parte, han criticado el inicio de la cumbre, que consideran ha sido “pobre”, al obviarse en la agenda oficial las compensaciones y la financiación para la adaptación al cambio climático de los países más afectados por la crisis, especialmente en África, por parte de las naciones contaminantes.

La Red de Acción Climática, Greenpeace y Power Shift África han denunciado colectivamente en una rueda de prensa que a pesar de que en la agenda de la COP27 se ha incluido el asunto de las pérdidas y daños causados por el calentamiento global, no se ha establecido un mecanismo concreto para su financiación. 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas