“The Crown” estrena quinta temporada

La popular serie de Netflix regresa con un nuevo capítulo sobre la vida de la reina Isabel II y su familia

0 3

Desde su estreno en Netflix el 4 de noviembre del 2016, “The Crown” se convirtió en una serie que ha captado la atención de los televidentes y no solo porque se trata de un drama histórico que cuenta cada época del reinado de la reina Isabel II, sino también porque se trata de una impresionante producción, excelentes actuaciones, guiones ingeniosos, una hermosa cinematografía, además de otros detalles técnicos que mantienen un alto nivel de calidad. A pesar de no ser un recuento exacto de la historia de la reina Isabel II, esta serie se ha convertido en una opción popular para la audiencia y la crítica, pero antes de empezar una sesión maratónica para ver cómo los creadores del show adaptan los eventos relacionados de la reina a finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, será mejor que te enteres de estos detalles.

1. Más de una fuente de inspiración

A pesar de que esta serie, creada por Peter Morgan, está basada en el reinado de la reina Isabel II, también es una adaptación que se desarrolló a partir de dos obras pertenecientes a distintos medios artísticos. La primera es “The Queen” (2006), un drama biográfico protagonizado por Helen Mirren, y “The Audience” (2013), obra de teatro creada por el mismo Morgan.

2. El valor de la corona

The Crown” también sobresale por ser una de las producciones televisivas más caras de la historia. Cuando se estaba filmando la primera temporada, cada episodio tenía un presupuesto de £ 5 millones, pero a partir de 2020, se ha confirmado que el presupuesto de producción está estimado en US$260 millones. Asimismo, este show es el segundo proyecto más caro de Netflix, con un presupuesto de aproximadamente £ 100 millones, solo superado por “The Get Down” (2016), serie que costó alrededor de £ 120 millones.

3. Las distintas caras de la realeza

Un método para poder mostrar el paso del tiempo durante el transcurso de la historia de la serie es elegir nuevos actores cada dos temporadas para interpretar los mismos personajes. Por ejemplo, en las dos primeras temporadas la reina Isabel II y el príncipe Felipe fueron interpretados por Claire Foy y Matt Smith, mientras que en la cuarta y quinta temporada Olivia Colman asume el papel de la reina y Tobias Menzies encarna al príncipe Felipe, quienes son reemplazados por Imelda Staunton y Jonathan Pryce en las últimas temporadas.

4. Un rejuego de temporadas

Al crear la serie Peter Morgan tenía planeado contar la historia de la reina Isabel II en un total de sesenta episodios repartidos entre seis temporadas, con la primera temporada concluyendo con los eventos del año 1955. Estos planes cambiaron en enero del 2020 cuando, mientras se concluía la producción de la cuarta temporada, Morgan anunció su intención de concluir todo en la temporada cinco. Estos planes volvieron a cambiar en julio del mismo año cuando el creador de “The Crown” confirmó que volvería a la idea original de seis temporadas ya que consideraba que solo así podría hacerle justicia a la historia que quiere contar.

5. Nadie por encima de la reina

En el 2018, durante un panel en la Conferencia INTV en Jerusalén, los productores del programa confirmaron la información de que a Claire Foy, quien interpretaba a la reina Isabel II durante las dos primeras temporadas del show, se le pagaba menos que a Matt Smith, quien interpretó el papel del príncipe Felipe durante el mismo período de tiempo. Los productores aprovecharon la oportunidad para disculparse por ese error y aseguraron que en las siguientes temporadas cada actriz que interpretase a la reina recibiría el mismo sueldo que el actor que encarnase al príncipe Felipe.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas