Desaparecidos en RD | Sin rastro de Marino Agramonte Javier

Marino Agramonte lleva dos meses y 24 días desaparecido

0 18

Desde el pasado 7 de octubre, la familia Agramonte Javier sufre la ausencia de uno de sus miembros. Marino, el tercer hijo de este matrimonio, desapareció aquel día cuando salió de casa para ejercitarse en la avenida España, no llevaba documentos de identidad ni su teléfono celular.

Desde entonces, la familia desconoce su paradero, lo ha buscado sin éxito y ha reclamado la atención de las autoridades para encontrarlo.

El jefe de esta familia, el señor Julián Ricardo Agramonte, reveló que duró un mes y medio sin trabajar para buscar “hasta debajo de las piedras a su hijo”. Dijo que logró la empatía de su empleador, quien le concedió el permiso para que se uniera a la búsqueda de su hijo de 20 años.

Al conversar con El Profe Show dijo que recientemente tuvo que reintegrarse a sus labores y lamentó que en todo este tiempo sus recorridos en calles y avenidas y viajes a la Policía Nacional y la fiscalía no sirvieron para que el pasado 24 de diciembre celebrara la tradicional cena de Nochebuena con todos sus hijos.

“Me siento destrozado, estos son los días más difíciles para uno, porque compartíamos mucho con él en esta fecha”, manifestó.

El señor Agramonte dijo que se siente como el primer día, sin ningún avance en la investigación de la desaparición de Marino: “Nadie nos dice nada”.

La última imagen o rastro de Marino fue obtenido de un video de vigilancia que lo captó pasada la 1:00 de la tarde en la marginal de Las Américas. El señor Julián Ricardo dijo que hace un mes, las autoridades se llevaron la laptop de su hijo con la finalidad de encontrar alguna pista sobre su paradero y que hasta el momento no le han dicho los resultados de su intervención.

Marino recién había terminado el bachillerato y estaba en el proceso de establecer cuál era el siguiente paso para su desarrollo. Según su padre, había manifestado su interés de estudiar diseño gráfico en el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep).

Casi no tenía amigos

De vivir la mayor parte de su vida en el sector Los Mameyes, Santo Domingo Este, sus padres decidieron establecerse en Brisas del Este desde hace seis años. En este lugar Marino no hizo amigos, confesó su padre.

“El aquí no hizo amigos, era de su escuela a la casa y de la casa a la barbería, al colmado y a la avenida España para ejercitarse”, explicó el señor Julián Ricardo, quien definió a su hijo como un “muchacho tranquilo”.

anteriorsiguiente

A Marino parece habérselo tragado la tierra. Su familia lo ha buscado por su cuenta, con las limitaciones propias de ir tras una persona de pocos amigos que puedan dar referencia de él.

Si conoce el paradero de Marino, contacte a sus familiares al número 829-647-5218.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas