Sin Cristiano, Portugal arrasa a Suiza y está en cuartos

El sustituto del astro firma una tripleta para que Portugal triturase a Suiza y completa el cuadro de los ocho mejores

0 12

Después de todo, Portugal no depende de Cristiano Ronaldo.

Para asombro de todos, el crack fue relegado a la suplencia en una Copa Mundial. Pero la selección portuguesa no le echó de menos, pues su juvenil sustituto en el once titular firmó una tripleta para triturar el martes 6-1 a Suiza y completar el cuadro de los ocho mejores en el torneo.

Gonçalo Ramos, un atacante de 21 años que recién el mes pasado debutó con la selección, jugó de titular por primera vez y exhibió el mismo acierto goleador de la mejor versión de Cristiano.

“Creo que ni en mis mejores sueños pude pensar en ser titular en una ronda definitoria de un Mundial”, admitió el ariete del Benfica, quien admitió que Cristiano y Robert Lewandowski están entre sus ídolos de una infancia que caducó no hace mucho.

El impactante cambio de fichas ofensivas del veterano técnico Fernando Santos funcionó a la perfección, y Portugal enfrentará a la sorprendente Marruecos en los cuartos de final.

“Es momento de parar (con la polémica), no es bueno, estamos en una Copa del Mundo y me doy cuenta de que a veces la gente no es feliz con nada”, dijo Santos. “En este momento lo más importante es que cuatro días hay un partido ante Marruecos”.

Ramos abrió el marcador a los 17 minutos con un gol magistral, añadió otro a los 51 y uno más a los 67 para completar el ‘hat-trick’.

“Sinceramente en el equipo nadie habló de eso (su titularidad), Cristiano es el capitán e hizo lo que siempre hace, nos ayudó y nos apoyó, no sólo a mí sino a mis colegas”, señaló Ramos.

Pepe, Raphael Guerreiro y Rafael Leao añadieron los otros tantos lusos.

Con 39 años y 283 días, Pepe se convirtió en el jugador más veterano en marcar en una ronda eliminatoria de un Mundial. El zaguero central superó la marca del camerunés Roger Milla, quien tenía 38 años y 34 días cuando marcó ante Colombia en Italia 1990.

Cristiano, quien salió molesto al ser relevado en el partido ante Corea del Sur por la última fecha de la fase de grupos, ingresó al campo del estadio Lusail a los 74 en medio de un estruendosa ovación de los aficionados portugueses.

Para entonces el partido estaba cocinado.

“Ya dije recientemente que las cosas han quedado resueltas, es un asunto terminado”, dijo Santos sobre la decisión. “(Cristiano) es uno de los mejores jugadores de mundo es un ejemplo como capitán y con sus goles y hoy entró al campo con todo el deseo”.

Manuel Akanji recortó a los 58 minutos para Suiza, que por tercer Mundial seguido naufragó en la ronda de octavos. Su mejor actuación fue en el campeoanto de 1954 al alcanzar los cuartos de final como anfitriones

Portugal, que había caído las últimas dos veces que alcanzó la ronda de octavos, se abrió paso en los cuartos de final por primera vez desde Alemania 2006. Logró alcanzar las semifinales en esa cita, sucumbiendo ante Francia.

Dieciséis años después, buscarán regresar a esa etapa ante Marruecos, que derrotó en penales a España.

Portugal resolvió el encuentro sin Cristiano, el ganador de cinco Balones de Oro y dueño de un registro infinito de récords goleadores que disputa el quinto y quizás último Mundial de una carrera en franco declive.

Aunque la estrategia le sirvió el martes, el entrenador luso no sabe si la repetirá ante los marroquíes en los cuartos de final.

“Es algo que se tiene que definir, tengo una gran relación con él, lo conozco desde que tenía 19 años”, agregó Santos. “Esta relación sólo crece, él y yo no nos sabemos entender y eso haremos, pero siempre lo consideraré como un jugador importante en el equipo”.

Ramos no desaprovechó la oportunidad de ser uno de los tres delanteros en el esquema de Santos junto con Joao Félix y Bruno Fernandes.

A los 17 minutos, en una jugada de saque de banda, el atacante del Benfica recibió de espalda al marco, se dio una media vuelta y convirtió con potencia al ángulo derecho.

Portugal amplió su ventaja en una jugada de tiro de esquina en la que Pepe superó a dos marcadores y conectó de cabeza para concretar por todo el medio del arco.

Suiza tuvo su más clara a los 39 con un remate de cabeza de Remo Freuler, pero el zaguero Diogo Dalot rechazó sobre la línea de gol.

Luego de desperdiciar una ocasión antes del descanso, Ramos no perdonó en el arranque del complemento cuando Edimilson Fernandes le mandó un centro rasante y el ariete convirtió con tiro que coló en medio de las piernas del arquero Yann Sommer.

La goleada tomó forma con un contragolpe por la izquierda coronado por Guerreiro.

Con los suizos desfondados, Ramos añadió su tercero de la noche con un tiro angulado y Leao selló la cuenta al facturar a los 90 con tiro al ángulo izquierdo que dejó estático a Sommer.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas