El Impacto de las SuperApps en la Sociedad y el Sistema Financiero

En la era de la digitalización, la masificación de los dispositivos móviles inteligentes y la aparición de las tiendas de aplicaciones abrieron un mundo de posibilidades para los desarrolladores; pero han sido las “SuperApps” las que se han convertido en un fenómeno que han revolucionado la forma en que millones de personas interactúan con sus

0 39

En la era de la digitalización, la masificación de los dispositivos móviles inteligentes y la aparición de las tiendas de aplicaciones abrieron un mundo de posibilidades para los desarrolladores; pero han sido las “SuperApps” las que se han convertido en un fenómeno que han revolucionado la forma en que millones de personas interactúan con sus dispositivos y también han causado una disrupción en las economías, las finanzas y los sectores productivos donde se utilizan estas aplicaciones. Pero, ¿qué son exactamente las SuperApps? ¿Y por qué estas innovadoras herramientas no han llegado a Occidente?

¿Qué son las SuperApps?

En contraste con las aplicaciones móviles convencionales, que suelen enfocarse en una sola tarea o servicio, las SuperApps agrupan una amplia gama de funcionalidades en un solo lugar. Desde mensajería y compras en línea hasta transacciones financieras, pagos de servicios y reservas de hoteles o vuelos de avión, los usuarios cuentan con todo en un solo lugar.

El origen de las SuperApps se puede rastrear hasta WeChat, una aplicación que comenzó como una plataforma de mensajería desarrollada por la empresa china Tencent en 2011. Sin embargo, pronto se expandió para ofrecer una variedad impresionante de servicios, incluyendo pagos móviles entre usuarios, pedidos de comida y transporte, lo que la convirtió en una punta de lanza para la proliferación de las SuperApps en Asia.

Otras SuperApps notables que han surgido en la región incluyen AliPay en China, que ofrece servicios de pago móvil, servicios financieros y comercio electrónico; Gojek en Indonesia, y Grab en Malasia, ambas con una sólida presencia en el sudeste asiático; y Tata Neu en India.

Mi propia experiencia de 21 días utilizando AliPay mientras exploraba la ciudad de Beijing me abrió los ojos a las capacidades y beneficios de estas aplicaciones “todo en uno”. La comodidad de tener todas las funciones esenciales en una sola aplicación es innegable, desde evitar la descarga de nuevas aplicaciones y tener que llenar todos los campos con nuestros datos en cada ocasión. Además, el ahorro de espacio en el almacenamiento de nuestros dispositivos móviles es sorprendente al considerar la cantidad de aplicaciones que normalmente instalamos.

El Impacto en el Sistema Financiero

Un beneficio trascendental de las SuperApps es su impacto en el sistema financiero de las sociedades donde operan. Estas herramientas han impulsado la inclusión financiera al ofrecer servicios de pago y transacciones a personas que anteriormente no tenían acceso a una cuenta bancaria. La facilidad y rapidez con la que se pueden realizar transacciones en la pantalla de nuestros dispositivos ha llevado a una disminución del uso del dinero en efectivo.

Durante mi tiempo utilizando la SuperApp no tuve la necesidad de utilizar efectivo para ninguna transferencia. Si quería tomar una de las bicicletas o motores para andar por la ciudad, con solo escanear el código QR bastaba para completar toda la transacción; al igual que hacer cualquier pago u ordenar en un restaurante. También la capacidad de hacer transferencias entre usuarios se convierte en algo muy conveniente.

Los Retos y Barreras

Sin embargo, el camino para desarrollar estas SuperApps es más complejo de lo que en primera instancia se piensa. En su búsqueda por conquistar Occidente, estas aplicaciones enfrentan varios retos, algunos de los cuales explican por qué todavía no tenemos una en la región.

Uno de los principales desafíos radica en las regulaciones. El almacenamiento y análisis de grandes cantidades de datos personales generan preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad, lo que ha llevado a un escrutinio regulatorio más riguroso. Un ejemplo es la prohibición de WeChat en Estados Unidos en 2020 debido a preocupaciones de seguridad nacional.

La fragmentación del mercado occidental también es un obstáculo importante. Empresas como Meta (anteriormente Facebook) y Amazon ya dominan áreas clave como redes sociales, comercio electrónico y mensajería, lo que dificulta la entrada de SuperApps en un mercado altamente competitivo.

¿Meta o X?

A pesar de los desafíos, competidores ambiciosos han emprendido la misión de crear sus propias SuperApps. Mark Zuckerberg ha expandido su imperio multimedia social para incluir herramientas de comercio y transacciones financieras en algunos mercados, con planes de llevar estas capacidades a Occidente en el futuro. Por otro lado, Elon Musk compró a Twitter (ahora X) con la intención de crear la “aplicación para todo” en Estados Unidos.

El auge de las SuperApps es innegable, pero también plantea cuestiones cruciales sobre el poder que estas empresas tienen sobre los datos de los usuarios y la necesidad de regulaciones adecuadas. A medida que estas aplicaciones se acercan a Occidente, debemos abrir un debate sobre el marco regulatorio necesario para garantizar una adopción segura y beneficiosa. El futuro de las SuperApps en el mundo occidental aún es incierto, pero la aceleración digital que estamos experimentando llevará a que en algún momento tengamos una app “todo en uno” operando de este lado del planeta.

Infografía
Infografía

La respuesta a los vehículos eléctricos

En esta edición de Martes de Tecnología te explico sobre la nueva innovación que promete cambiar la forma en la que se producen los motores de combustión, y que busca darle oxígeno a un sector que se encuentra tomando la ruta de la electrificación. Además, Microsoft hace una inversión millonaria en busca de ser una empresa “carbono cero”.

  • Nuevo motor. El sector de transporte ha invertido dinero y tiempo en investigación y desarrollo que ha terminado con motores más eficientes, pero en términos generales el cambio no ha sido tan drástico como lo que desarrolló la empresa LiquidPiston, una compañía que trabaja en el desarrollo de motores de combustión con mayor potencia, más eficiencia y mayor compatibilidad con diferentes tipos de combustibles. Su creación lleva por nombre “X-Engine”, un motor que puede funcionar con diésel, gasolina, hidrógeno y otras opciones; lo que cambia la forma en la que se han desarrollado los motores hasta ahora. De acuerdo con las informaciones ofrecidas por la empresa, dicho motor sería un 80 por ciento más ligero y tan compacto como el tamaño de un balón de baloncesto, y podría alcanzar hasta las 7,000 revoluciones por minuto. La empresa no es nueva en el mercado, actualmente tiene contratos con el gobierno de los Estados Unidos por un valor de 30 millones de dólares para proveer generadores más ligeros y drones con capacidad de vuelo superior a los demás competidores del mercado, según informó The Morning Brew.

  • Emisión cero. Uno de los grandes retos que vienen enfrentando las grandes empresas tecnológicas es la reducción de producción de dióxido de carbono; Microsoft realizó una movida de poder al invertir en la empresa “Heirloom Carbon”, un startup que utiliza polvo de roca caliza para capturar CO2 del aire. Dicho acuerdo tiene un valor de más de 200 millones de dólares, lo que crea uno de los más grandes acuerdos de su tipo en el sector. La empresa que lidera Satya Nadella tiene como objetivo lograr carbono cero para el año 2030.

Deja un comentario