La hora cero – El Profe Show

El lío este con el canal en el río Masacre ha complicado el panorama de las relaciones bilaterales y mantenerse en línea con el presidente Luis Abinader se hace crítico, pues del lado haitiano es evidente que han cerrado filas.Desde que el gobierno dominicano lanzó su ultimátum, lo que más me ha llamado la atención

0 30

El lío este con el canal en el río Masacre ha complicado el panorama de las relaciones bilaterales y mantenerse en línea con el presidente Luis Abinader se hace crítico, pues del lado haitiano es evidente que han cerrado filas.

Desde que el gobierno dominicano lanzó su ultimátum, lo que más me ha llamado la atención es el silencio del otro lado de la frontera en casi todos los niveles. La prensa haitiana, muy dada al debate intenso, anda casi muda sobre un tema tan espinoso. Y no creo que eso sea casualidad, me parece que hay uno de esos pactos de silencio que no deben subestimarse y hay que seguir de cerca.

Me preocupa todavía más, cuando vemos que el exprimer ministro Claude Joseph ha sido el único en levantar la voz y lo hizo lanzando un bombazo que puso contra la pared al gobierno dominicano y su campaña en oposición a la construcción del canal en el Masacre.

Ante ese escenario, hoy que llega la hora cero y que le tocará al gobierno imponer las sanciones que anunció, toca estar detrás del presidente Abinader, sin dudas y sin anteponer conveniencias políticas o económicas. Ya después veremos cómo limpiar los platos rotos, pero flaquear ahora es traicionar los intereses de la República Dominicana.

Y es a eso a lo que apuestan los haitianos, que de tontos no tienen un pelo. ¿Acaso un tonto mantiene el control que tienen la oligarquía y los políticos en Haití? Porque tampoco se crea que las bandas operan si la autorización de los cocorocos de esos dos sectores.

El canal en el Masacre es un proyecto de los haitianos en general, no de un grupo. Ellos están alineados con su construcción y beneficios. Conocen la discordia política en la República Dominicana y el poderío de los intereses económicos sobre el gobierno, así que apuestan a que de este lado se quebrarán y su canal quedará hecho, sea por consenso o por imposición. A esos que tanto agitan hablando, pues llegó el momento de poner la acción y poner la acción en la palabra. Defender la seguridad nacional implica sacrificios, no es de gratis, así que pónganse para su número y apoyen al Presidente.

Deja un comentario