Piden que se investigue el aumento de muertes de reos en Alaska

Unos 18 reclusos murieron bajo su control en 2022, siete de ellos por suicidio

0 18

Un grupo defensor de derechos civiles solicitó al sistema judicial de Alaska que ordene una investigación independiente al Departamento de Correccionales del estado luego que se registró una cifra récord de muertes en las prisiones el año pasado.

La solicitud de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) de Alaska se produjo el jueves, cuando anunció demandas separadas contra el Departamento de Correccionales del estado a nombre de dos reclusos que murieron tras quitarse la vida el año pasado, reportó el periódico Anchorage Daily News.

Las demandas, entabladas en conjunto por la organización y abogados privados en nombre de familiares de los dos hombres, busca acuerdos financieros y la investigación externa.

“Debe haber una mayor rendición de cuentas y transparencia por parte del Departamento de Correccionales para evitar que ocurran estas tragedias”, declaró Ruth Botstein, directora jurídica de la ACLU de Alaska, en una conferencia de prensa.

Ni el Departamento de Correccionales de Alaska ni la fiscalía habían recibido la notificación de las demandas el viernes y no pudieron hacer comentarios de momento, dijeron funcionarios en correos electrónicos enviados a The Associated Press.

De acuerdo con las estadísticas del departamento, 18 reclusos murieron bajo su control en 2022, siete de ellos por suicidio. El máximo anterior fue de 16 muertes, dos de ellas por suicidio, en 2002.

Se presentó una demanda en nombre de los familiares de James Rider. En ella se alega que fue aislado en una celda del centro de prisión preventiva de Mat-Su, en Palmer, a pesar de que se sabía que corría riesgo de quitarse la vida. Murió por suicidio el pasado septiembre, 11 días después de ser encarcelado.

La otra demanda se interpuso en nombre de la familia de Mark Cook Jr., que estuvo detenido durante semanas acusado de alteración del orden público en el centro penitenciario de Lemon Creek, en Juneau, porque su familia no podía pagar la fianza.

Los familiares afirmaron que ambos hombres se encontraban en confinamiento solitario cuando murieron.

Deja un comentario