Solicitan coerción a acusado de violación en serie en Barahona y Santo Domingo

Al imputado se le señala de incurrir en actos de tortura y barbarie, violación sexual, robo y trata de personas

0 51

El Ministerio Público solicitó 18 meses de prisión preventiva para un hombre vinculado a varios crímenes, entre ellos el de violación en serie, tortura y barbarie y trata de personas.

La Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas (PETT)  y la Fiscalía de Barahona depositaron ante la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esa provincia del sur la prisión preventiva contra Juan Carlos Peña Nin, alias Moreno y/o Greydel Nin Matos, y que se declare el proceso de tramitación compleja.

El órgano persecutor le atribuye incurrir en actos de tortura y barbarie, violación sexual, robo, trata de personas agravada en su modalidad de esclavitud sexual o sus prácticas análogas, pluralidad de hechos y de víctimas, cuyos nombres se omiten para proteger su identidad e integridad.

¿Cómo escogía a sus víctimas?

Una comunicación de prensa del Ministerio Público explica que durante las investigaciones se ha establecido que Peña Nin se dedicaba a captar jóvenes en condiciones vulnerables, de escasos recursos, a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, haciéndose pasar por supuestas amigas cercanas de estas.

Luego les ofrecía dinero, en  peso y dólares, para que fueran a diferentes lugares, donde cometió los hechos, principalmente a los municipios Cristóbal y Tamayo. También, se estableció que el imputado consumía sustancias narcóticas como cocaína y tusi.

La instancia señala que las llevaba a casas, donde las encerraba, les robaba sus equipos móviles, dinero y prendas de vestir, y las obligaba a sostener relaciones sexuales en contra de su voluntad, además de que las amenazaba con armas de fuego y las torturaba pasándole cigarrillos cerca de sus partes íntimas, cuchillos por sus caras y demás partes del cuerpo, hechos que sucedían por varios días, hasta que las jóvenes lograban escapar.

Este mismo modus operandi lo utilizó con las mujeres que cayeron en sus manos.

El pasado mes de enero se presentaron, al menos seis denuncias, ante el Departamento de Trata y Tráfico de Personas de la Fiscalía del Distrito Nacional e inmediatamente el Departamento de Investigaciones de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas, conjuntamente con el Departamento de Trata y Tráfico de Personas de la Policía Nacional y la Procuraduría Fiscal de Barahona, iniciaron un proceso de investigación que llevó al arresto del imputado.

El Ministerio Público ejecutó una autorización judicial de allanamiento y ejecución de orden de arresto contra el imputado en el Distrito Municipal de Uvilla, del municipio Tamayo, provincia Bahoruco, donde ocupó diferentes evidencias con las que procedió con su sometimiento a la justicia.

Deja un comentario