Mujeres tienen el doble de riesgo para padecer Covid largo

Científicos registran hasta 62 síntomas vinculados al Covid largo; la fatiga, el principal

0 8

A dos años de la primera ola de COVID-19, más de 100 millones de pacientes en todo el mundo continúan presentando secuelas de la pandemia, identificándose tres órganos principales donde se concentran las afecciones: cerebro, corazón y pulmones.

De acuerdo a datos compartidos por el doctor Gorka Orive, profesor titular e investigador de la Universidad del País Vasco, las mujeres, especialmente en edades entre 30 y 45 años, han presentado el doble de riesgo de desarrollar Covid largo o Covid persistente.

Las investigaciones documentan hasta 62 síntomas asociados a la enfermedad, aunque son 26 los más comunes, siendo la fatiga, los problemas de concentración, anosmia, pérdida del cabello y microtrombos los fundamentales.

El síndrome post-Covid implica que estos síntomas, ya sean nuevos, recurrentes o continuos se presentes después de las cuatro semanas posteriores al haberse infectado con el virus Sars-COV-2.

Orive indicó que, en lugares como los Países Bajos, una de cada ocho personas (12 %) desarrolló Covid largo o persistente. En cambio, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) estiman que el porcentaje se eleva a un 20 %.

Riesgos de padecer Covid persistente

En su ponencia “COVID-19 larga: secuelas del síndrome post viral” dictada en la Facultad de Salud de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el especialista español detalló que los pacientes con Covid persistente tienen predisposición a mayor riesgo de desórdenes neurológicos, mayor riesgo de encefalomielitis, de diabetes tipo 1 y de altercaciones cardiovasculares.

Tras el diagnóstico de long Covid (como se conoce en inglés), se ha comprobado que el sistema inmune del paciente queda debilitado, se observa disfunción en el sistema circulatorio con una reducción del flujo de oxígeno a los tejidos, limitando la capacidad aeróbica y generando fatiga.

También, nervios dañados por la acción de la inflamación con neuropatías de las fibras pequeñas. Asimismo, daño pulmonar y captación de oxígenos menos eficiente.

A nivel cerebral, Orive sostuvo que el Covid largo provoca alteraciones cognitivas, incluso tras una infección leve.

“Se estima que el 5 % de los que sufrieron COVID-19 tienen problemas persistentes de olfato y gusto”, agregó.

Con relación a la vacunación, si bien está comprobado que no impide el contagio, las personas que tenían tres dosis redujeron a la mitad la aparición de los 26 síntomas más persistentes y en sentido general, la inoculación redujo en un 30 % el riesgo de desarrollar Covid largo.

Salud mental

Otro aspecto que Orive consideró importante fue lo concerniente a la salud mental.

El catedrático dijo que “la pandemia causó depresión y ansiedad a 129 millones de personas”. 

Citando el ejemplo de su país natal, aseguró que en España la venta de antidepresivos se disparó en un 10 % en un año. Los diagnósticos de ansiedad se cuadruplicaron y los de depresión fueron el triple tras la llegada de la pandemia.

También se incrementaron los casos de anorexia.

Durante 2020, las tentativas de suicidio en jóvenes aumentaron un 250 %. 

Gorka resumió que se trata de una afección sanitaria, social y económica. Solo en Estados Unidos se calculan unas 500 mil bajas laborales post Covid.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas