Colombianos secuestrados Pimentel tienen problemas justicia

Diario Libre supo de una fuente ligada a la investigación que los extranjeros tienen acusaciones de delitos informáticos

0 46

El grupo de cuatro hombres colombianos que fueron secuestrados en Pimentel, provincia Duarte, están acusados en su país (Colombia) de cometer delitos de hurto por medios electrónicos, mientras que en Santo Domingo tienen acusaciones por otros hechos. 

El Profe Show recibió información de una fuente ligada a la investigación, en la cual el Ministerio Público ha sometido a la justicia a tres hombres por el secuestro de los extranjeros, hecho ocurrido el pasado 9 del presente mes, en el cual, en un enfrentamiento con policías, resultaron dos personas muertas y tres con heridas (los imputados).

A pesar de que, en el proceso judicial por el caso del secuestro ocurrido en Pimentel, los colombianos son las víctimas, hay una línea investigativa contra estos, ya que las informaciones que maneja el Ministerio Público indican que los colombianos han tenido acusaciones y han sido arrestados en Colombia por hechos de delitos electrónicos, y en Santo Domingo tienen órdenes de arrestos en su contra por otros hechos. 

“Están vinculados a delitos informáticos allá en Colombia y aquí tienen órdenes en Santo Domingo”, dijo la fuente a El Profe Show

Un medio de comunicación de Colombia “Periódico Hechos”, en una publicación del año 2020, informó del apresamiento del colombiano Steven Alexander Penagos Rico (uno de los secuestrados en Pimentel), por un delito informático.

“Asegurados presuntos responsables de cambiazo de tarjetas débito y crédito en Villavicencio. Se trata de Steven Alexander Penagos Rico y Paola Julieth Daza Carrillo a quienes la Fiscalía imputó como presuntos responsables de los delitos de hurto por medios informáticos”, señala la publicación del medio colombiano.

Los imputados del secuestro son: Eduard Ureña Gómez, alias Blanco; Kilvio Miguel Frías y Esmerlin Rojas Mejía, alias El Zurdo.

Están acusados de secuestrar a los colombianos Juan Camilo Trujillo Herrera, Steven Alexander Penagos Rico, Alejandro Torres Carrión y Tomás Alejandro Baldemas Rico.

En la escena del enfrentamiento en Pimentel se ocupó drogas y armas de fuego.

Infografía

“En un principio la teoría que ellos desarrollan es relacionada a un tema de un dinero, se basan en ese subterfugio, sin embargo, dentro de la escena, del espacio (caso de Pimentel) se ocupó drogas, por lo que queda abierto el tema de que puede estar vinculado a un caso de narcotráfico, podemos quedar en que solo fue un caso del dinero que ellos están hablando”, reveló la fuente que pidió reserva de su nombre.

La acusación establece que, para liberar a Juan Camilo y Steven Alexander, los supuestos secuestradores pedían la suma de 50,000 dólares, pero tras un acuerdo se fijaron en solo 20,000 dólares.

Secuestro de colombianos en RD

Otro colombiano fue secuestrado en Pimentel en el 2019, pero no se vincula al caso actual.

El actual caso de secuestro de colombianos en Pimentel no es el único, en el 2019 en el mes de octubre un hombre fue apresado por haber planificado el secuestro de un nacional colombiano, de acuerdo a la acusación del Ministerio Público.

Por ese hecho fue imputado el nombrado Vianny Rafael del Orbe Sánchez, en la ocasión la Policía dijo que el extranjero, cuya identidad no fue ofrecida, fue raptado del interior de una finca en el referido municipio.

Se supo que el caso se relacionaba con la deuda de 38 mil dólares, de supuestos negocios ilícitos en los Estados Unidos.

Vianny del Orbe, ese mismo año había protagonizado un incidente en el interior de una sucursal de la telefónica Claro, ubicada en una tienda de San Francisco de Macorís, donde realizó disparos, enojado por una factura telefónica.

La institución del orden al momento de la detención, le ocupó la pistola marca Bersa, modelo Thunder, calibre 9mm., con su cargador y una cápsula, la cual portaba de manera ilegal.

Por el caso de los disparos en la tienda de Claro, del Orbe recibió una condena de 10 años, y por el caso del supuesto secuestro se encuentra en fase de juicio de fondo.

Deja un comentario