Hato Mayor, entre “lugares secos” del Caribe en el 2022

El municipio de El Valle registró un 50 % de las precipitaciones que se tenían en promedio

0 33

El 2022 representó para el municipio El Valle, en la provincia Hato Mayor, “su segundo año más seco” desde 1971. El dato está contemplado en el Informe Anual sobre el Estado del Clima, desarrollado por especialistas de 60 países, a través de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA). 

En la demarcación se reportaron, durante el año pasado, 717.9 milímetros de lluvias, es decir, un 50 % del promedio. 

La zona fue citada entre los “lugares secos” de la región del Caribe, junto a San Vicente, específicamente en el área del aeropuerto E.T. Joshua, y las comunas de Rivière y La Trinité, en la isla Martinica. 

El levantamiento añade que el periodo de diciembre-febrero “se caracterizó por una sequía estacional persistente en la mayor parte del Caribe oriental, y muchas islas experimentaron condiciones de sequía moderada a severa”. 

Agrega que durante la primavera (marzo-mayo), la región experimentó una transición a precipitaciones cercanas a superiores al promedio, con excepción de las Islas Caimán y las Islas de Sotavento, donde prevalecieron condiciones inferiores al promedio.  

El impacto de Fiona 

En cuanto a los fenómenos atmosféricos y sus efectos, el informe destaca el impacto del huracán Fiona en varios países del Caribe, incluyendo República Dominicana. 

“El huracán cruzó el Caribe oriental como tormenta tropical del 16 al 20 de septiembre (…) Fiona se intensificó e impactó severamente a República Dominicana el 19 de septiembre y las Islas Turcas y Caicos el 20″, indica el estudio. 

A su salida del país, Fiona dejó dos personas muertas y daños estimados en 20,000 millones de pesos, de acuerdo a datos ofrecidos por el gobierno dominicano.  

Los efectos de Fiona son un ejemplo de que, aunque la actividad de los ciclones tropicales en 2022 estuvo cerca del promedio y pese a que la energía ciclónica acumulada en el mundo fue la más baja desde el inicio de registros confiables en la década de los ochenta, “las tormentas causaron devastación en muchas áreas del mundo”.  

Al máximo los GEI

De acuerdo con este estudio, las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la Tierra fueron las más altas jamás registradas, con un incremento del 50 % en cuanto a los niveles de dióxido de carbono con respecto a la época preindustrial que se extendió de 1850 a 1900. 

Asimismo, las acumulaciones de otros gases como el metano en la atmósfera también alcanzaron su máximo histórico, con una subida del 165 % si se compara con esta misma etapa.

En esta línea, las tendencias de calentamiento continuaron en todo el planeta, situando la temperatura anual de la superficie terrestre entre 0,45 y 0,54 grados F (entre 0,25 y 0,30 grados centígrados), lo que coloca a 2022 entre los seis años más cálidos desde que comenzaron las mediciones (a mediados y finales del siglo XIX).

“Datos que indican unas condiciones cada vez más extremas y cambiantes en nuestro mundo en calentamiento”, expresó en un comunicado el director general de los NCEI, Derek Arndt, sobre los resultados obtenidos.

Los desarrolladores del estudio indicaron que la revisión anual internacional del clima mundial se basa en contribuciones de más de 570 científicos, con el objetivo de proporcionar la actualización más completa sobre los indicadores climáticos de la Tierra, eventos climáticos notables y otros datos recopilados por estaciones e instrumentos de monitoreo ambiental.  

Nivel y temperatura del mar

El estudio detalla, además que el nivel medio global del mar fue récord por undécimo año consecutivo, alcanzando unos 101,2 milímetros (4 pulgadas) por encima de la media de 1993, cuando comenzaron los registros por satélite. La temperatura media anual global de la superficie del mar en 2022 igualó a la de 2018 como la sexta más alta registrada, pero fue inferior a la de 2019 y 2020 debido en parte a la larga duración del fenómeno climático conocido como La Niña, que va acompañado de bajas temperaturas y del enfriamiento anormal de las aguas ecuatoriales del Océano Pacífico Tropical. En cuanto a las olas de calor, experimentaron cotas “sin precedentes” hasta la fecha, afectando durante 14 días a Europa occidental.

Deja un comentario