Qué debes saber antes de decolorarte el cabello

Si sigues al pie de la letra las recomendaciones de los expertos, te aseguramos que el daño será mínimo y mantendrás tu melena sana y bonita

0 23

Llegó la temporada oficial de las nuevas rubias. Desde que se acercan las fiestas decembrinas, muchas optan por hacer cambios en su cabellera en tonalidades rubias, el que ha sido bautizado como el color que nunca pasa de moda. Y es que hay opciones para todos los gustos: desde tonalidades para las más discretas, como miel o caramelo, hasta para las que no temen a arriesgarse con un rubio platino.

Si en tu caso tienes el cabello oscuro y te decantarás por algún tono de rubio, es muy probable que primero debas someterte a un proceso de decoloración. De antemano te advertimos que la decoloración es uno de los tratamientos estéticos que más maltrata el pelo, sin importar quién la realice. Ahora bien, si sigues al pie de la letra las recomendaciones de los expertos, te aseguramos que el daño será mínimo y mantendrás tu melena sana y bonita. 

Aquí te compartimos una serie de informaciones que debes conocer antes de dar el paso al rubio:

https://elprofeshow.com/wp-content/uploads/2022/12/localimages/mano-de-una-persona-con-un-microfono-en-la-mano-9727931f.jpg

No todas las cabelleras decoloran igual 

Interioriza esta premisa para que seas consciente de que llegar al tono deseado puede requerir de varios viajes al salón. Si tu tono actual es muy oscuro y quieres pasarte a una tonalidad platinada, por ejemplo, no es buena idea llevarlo a ese color en una sola sesión, porque podría dañar tu pelo más de la cuenta. Otro punto importante es no mentirle a tu estilista con relación a los tintes que te has aplicado, pues de eso también dependerá el resultado. 

Piensa bien el tiempo y dinero que invertirás

Mantener un cabello rubio siempre lindo amerita teñirte cada seis u ocho semanas, dependiendo de qué tan rápido te crezca. Como comprenderás, ese mantenimiento se traduce en tiempo y dinero, así que considera bien el escenario antes de dar el paso. Recuerda que también puedes optar por técnicas que no requieren retoques tan seguidos como el balayage o el ombré. 

Hidrata antes de decolorar

Los químicos que se utilizan para decolorar el cabello eliminan el pigmento natural que existe en cada hebra, lo que ocasiona que el cabello se haga más débil y se rompa con mayor facilidad. Es por ello que se recomienda hidratar a profundidad el pelo por lo menos un mes antes de someterse a este proceso. Tratamientos hidratantes hay muchos en el mercado; lo ideal es que consultes con tu estilista cuál es el que más te conviene. 

Tendrás que usar productos específicos 

Puede que en casa tengas productos que te dejen el pelo hermoso, pero a partir del momento en el que decides decolorarlo, debes hacerte de un champú que te ayude a mantener el tono (para que no se torne anaranjado o demasiado amarillo) y de mascarillas para contrarrestar la sequedad. También incluye un cepillo de cerdas naturales, que evitan que las hebras se rompan y añaden brillo saludable.

 

https://elprofeshow.com/wp-content/uploads/2022/12/localimages/una-mujer-con-un-celular-en-la-mano-en-la-cara-b77e4ab4.jpg

Evita el exceso de calor

No solo nos referimos a las herramientas de calor como tenazas o planchas. Una vez hayas decolorado tu cabello, considera hacerte rolos en lugar de secarte directo cuando vayas al salón, mientras que, si lavas tu pelo en casa, lo ideal es retirar el exceso de agua con un blower en frío y dejar que termine de secar al aire. En cualquier caso, siempre aplica protector térmico. También tendrás que cuidarte de no exponerte demasiado a los rayos del sol. 

No esperes que el cabello te pida hidratación

Como ya hemos dicho, la decoloración daña inevitablemente el cabello. No esperes a verlo seco y poroso para recurrir a tratamientos profundos para proporcionarle hidratación. Lo ideal es que apliques mascarillas especiales por lo menos cada 15 días para mantenerlo brilloso y bonito.

Tendrás que cortar las puntas con frecuencia

Cortar las puntas con frecuencia se hace más necesario aún tras un proceso de decoloración. Como el pelo queda más débil, las puntas tienden a abrirse con mayor facilidad. Si no cortas seguido, propicias el “efecto cremallera”, que termina rompiendo más el cabello que las puntas. 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas