Hoy Día de la Salud Universal

Hoy, 12 de diciembre, está reservado en el calendario al Día de la Salud Universal. En este orden, hemos entrevistado al economista Arismendi Díaz Santana, especializado en seguridad social en España, quien dirigió el equipo técnico que diseñó el SDSS y redactó la Ley 87-01, además de fungir como primer gerente general del CNSS.¿Qué es

0 45

Hoy, 12 de diciembre, está reservado en el calendario al Día de la Salud Universal. En este orden, hemos entrevistado al economista Arismendi Díaz Santana, especializado en seguridad social en España, quien dirigió el equipo técnico que diseñó el SDSS y redactó la Ley 87-01, además de fungir como primer gerente general del CNSS.

¿Qué es la cobertura sanitaria universal?

La cobertura es universal cuando toda la población tiene libre acceso al cuidado de la salud, sin ninguna discriminación por ingreso, etnia, sexo, edad o preexistencia. Es cuando todas las personas tienen igual oportunidad a iguales servicios de salud y de atención médica.

¿En qué punto nos encontramos en RD para conseguir un sistema universal de salud?

Ya estamos cerca de la meta nacional, porque formalmente tenemos un 97% de la población afiliada al Seguro Familiar de Salud (SFS). Una parte al Régimen Subsidiado a través de SENASA y la otra al Régimen Contributivo de las ARS, públicas y de auto gestión, privadas (ADARS y ADIMARS) y SENASA contributivo.

Sin embargo, esa es una meta más cuantitativa que cualitativa, ya que todavía existen notables diferencias en la calidad de la atención, en la libre elección y en el financiamiento. La cápita del Contributivo es actualmente 1,490.14, en tanto que la asignada para el Subsidiado es de sólo 259.43. Todavía hay miles de pensionados y jubilados que no tienen un seguro médico, cuando más lo necesitan. 

¿De qué manera puede RD avanzar hacia la cobertura sanitaria universal?

Aplicando las reformas estructurales que la propia Ley 87-01 de Seguridad Social dispuso y que, sin embargo, 21 años después, todavía no se han implementado:

  • Un primer nivel de atención, como puerta de entrada a la red de salud, que priorice la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades (Art. 129 y 152).
  • Un verdadero Plan Básico de Salud (PBS), columna vertebral del SFS, sustituido por un PDSS lleno de copagos ilegales.
  • El inicio del Régimen Contributivo Subsidiado para los trabajadores por cuenta propia, quienes representan el 57% de la PEA.
  • Al menos, reduciendo gradualmente el gasto de bolsillo y los copagos ilegales.

¿Qué enseñanzas nos deja la pandemia y qué brechas ha evidenciado nuestro sistema de salud?

El país tiene una extensa red de hospitales, clínicas y centros de salud, pero lamentablemente todos desarticulados formando un todo caótico. Por eso, al principio, la respuesta fue insuficiente. No obstante, el éxito del combate a la pandemia se debió a la voluntad y necesidad política porque la misma había paralizado al país en términos económicos, de empleos, actividades políticas y sociales. Además, porque las autoridades nacionales fueron capaces de involucrar y movilizar a todos los ciudadanos.

¿Cuánto haría falta invertir en el capítulo de sanidad para tener una cobertura de salud universal?

Ese es uno de los mayores lastres del país. Estamos muy avanzados en crecimiento económico en la Región y, al mismo tiempo, muy atrasados en cuanto a la política social. El gasto público en salud (un 2% del PIB) es apenas el tercero de lo que recomienda la OMS (un 6%). Ese vacío enorme lo están cubriendo las familias, incluyendo a las más pobres, mediante los copagos y gastos de bolsillo, que en la actualidad rondan los 172,000 millones de pesos.

Además, el gasto público se concentra en nóminas de personal que asiste poco, no cumple sus funciones, tiene baja productividad y muy poco desempeño, salvo, desde luego, mucha gente dedicada, pero poco influyente. Hay que aumentar el presupuesto para salud, pero asignándolo en función de resultados, para no incurrir en el mal ejemplo de educación, que a pesar del aumento del 4%, en muy poco o nada ha aumentado la calidad de nuestros egresados.  

Si estuviera en sus manos, ¿qué tres líneas de acción priorizaría?

El inicio del primer nivel de atención, con énfasis en la promoción y prevención (Art. 129 y 152); un cambio en la modalidad de contratación de los recursos humanos, según indica el Art. 173 de la Ley 87-01; la aplicación a la brevedad posible de un Plan Básico de Salud (PBS) para eliminar el seguro de enfermedad todavía vigente.

Retos pendientes de la sanidad dominicana.

Son tantos que ocuparían mucho tiempo y espacio. En esencia, aplicación cabal de las Ley 142-01 (General de Salud y la Ley 87-01), que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS). Y modificarla cuando se demuestren fallas esenciales.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas