Consejos para elegir la mejor dieta para ti

Solo hay que entrar a las redes sociales, YouTube o cualquier medio de comunicación y es muy fácil toparse con distintas opciones de dietas para perder peso, además de las que son recomendadas por especialistas o amistades. Al verse ante tantas opciones, elegir la dieta que mejor se adapte a tus necesidades puede ser una

0 10

Solo hay que entrar a las redes sociales, YouTube o cualquier medio de comunicación y es muy fácil toparse con distintas opciones de dietas para perder peso, además de las que son recomendadas por especialistas o amistades. Al verse ante tantas opciones, elegir la dieta que mejor se adapte a tus necesidades puede ser una tarea abrumadora, por eso hemos hablado con Tony Parra (@the_unseen_tp), Mastercoach de The Training Club y reconocido Strentgh Coach.

“Lo más importante para uno elegir una dieta o una guía nutricional debe ser que sea sostenible en el tiempo para que puedas mantener ese estilo de vida por el mayor tiempo posible”, comenta Parra. “¿Por qué digo por el mayor tiempo posible? Porque cada cierto tiempo todos tenemos que cambiar algunos parámetros de la dieta. No podemos quedarnos estancados en un solo tipo de alimentación y esperar que funcione eternamente. Hay que cambiar y probar diferentes tipos de formas de alimentarse para ir viendo cuáles nos funcionan más”.

A continuación, te damos una lista de cinco consejos recomendados por el Mastercoach Parra para que sepas cómo elegir la dieta que más te conviene.

1. Tiene que ser simple

Lo ideal para cualquier persona que está empezando a hacer algún cambio de alimentación es que busque una opción que sea simple, que no tenga muchas reglas o tenga unas guías generales que sean fáciles de seguir.

“Si de inicio te ponen a pesar alimentos, contar calorías, buscar alimentos que son muy exclusivos o a tener demasiadas restricciones, será mucho más difícil para ti mantenerlo”, comenta Parra. “Casi siempre es importante para saber qué tan simple es la dieta. Es importante cuando empiezas a hacer la dieta, saber, sentir y preguntarte si eso que estás haciendo lo puedes mantener por 4 o 5 meses. Si dices que es muy difícil y no lo puedes mantener por 5 meses, pues esa no es la dieta con la que tú puedas empezar. Si es muy complicado eso lo que te va a causar es más estrés”.

2. Alimentos de tu agrado

De por sí, iniciar una nueva rutina alimenticia puede ser un desafío, pero en el caso de aquellas dietas que están compuestas por alimentos que no son de tu agrado, la convertirán en una misión imposible y desagradable.

“Con esto no quiero decir que vayas a comer alimentos que sabemos que están fuera del reino de los alimentos saludables o que son comida chatarra, pero dentro de la selección de alimentos que tomas para la dieta, debe de haber algunos que a te gusten o no te moleste comer”, asegura el entrenador. “Si, por ejemplo, a mí no me gusta el pescado y el 90% de mi fuente proteica es pescado, se me hará muy difícil poder seguir ese tipo de alimentación. Ahora, si me dices que, de vez en cuando, tengo que comer pescado o algún tipo de vegetal que no es de mi agrado, eso lo podré hacer, pero no puede ser que la mayoría de los alimentos sean los que yo no coma o no me gusten. Entonces es tratar de que la persona que te guíe en la dieta te busque las opciones que puedas comer o te gusten para que puedas sostenerla”.

3. Alimentos que sean asequibles

Una dieta que recomiende opciones alimenticias que son muy difíciles de adquirir es una que va a ser casi imposible darle seguimiento y por lo tanto no es tan efectiva. “Tenemos que incluir alimentos que sean de fácil acceso, a los que todo el mundo pueda llegar, que no sean alimentos muy difíciles de conseguir o que no se encuentren en los supermercados. Eso es importante” reafirma Parra.

4. El costo

Hoy en día uno de los mayores obstáculos para iniciar una dieta es el alto precio de los alimentos que usualmente la componen, pero este no debiera de ser el caso. “El costo de un buen plan de alimentación no debe ser alto, sino acorde a lo que el cliente o el individuo pueda cubrir”, resalta el entrenador Parra. “No puedo ponerle una alimentación a una persona donde tenga que gastar mucho más de lo que había gastado anteriormente. Puede que de un inicio sea el costo un poco más alto porque comenzamos a experimentar y a probar, y hay que acostumbrarse a ese mundo hasta que uno va aprendiendo dónde comprar, cómo comprar y qué puede sustituir. Eso tiene que ver mucho con la persona que te guía y te enseña cuáles son las fuentes de alimentos que necesitas”.

5. Minimizar alimentos que crean sensibilidad

Este detalle es importante en el caso de personas con alergias a ciertos tipos de alimentos como el gluten, la lactosa o ciertos tipos de legumbres. Por eso hay que tratar de minimizar el tiempo que estés expuesto a ellos o eliminarlos por completo. “Tenemos que estar pendientes a que esos alimentos debemos sacarlos o excluirlos de la dieta porque eso nos puede detener el progreso”, explica el entrenador. “Inclusive, eventualmente, vamos a tener que dejar ese tipo de alimentación o dieta porque nos traerá problemas de salud más adelante”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas